De dos sillas … A sillón.

Imagen

Hola a todos,

En esta nueva entrada os traigo uno de los trabajos que más disfrute haciéndolo y más satisfecho quede en el resultado.

Se trata de dos descalzadoras de un dormitorio de hacia los años 70, las tenía mi tía en desuso y me las regalo para así poder darlas una nueva vida.

Estas dos sillas se unieron para formar un sillón más interesante, después se pintaron en color negro el cual le aporta elegancia y a su vez no destaca demasiado y de esta forma hace resaltar aún más los colores vivos de su tapizado.

De esta forma volvemos a utilizar el contraste entre una pieza antigua y la modernidad, que en este caso la aporta el tapizado. En mi opinión es una pieza original que puede encajar en cualquier tipo de estancia y puede ser utilizada en el día a día.

Imagen

 

David García.

 

Anuncios